El declive del cernícalo primilla

28 de febrero, 2019 - Bichos - Comentarios

Ya están aquí, como cada año fieles a su cita. Siguiendo su instinto reproductor, abandonan sus cuarteles de invierno en África y vienen a la península ibérica para criar. El problema es que cada año vienen menos y empieza a ser alarmante el descenso de sus poblaciones. En algunos casos como en la Comunidad de Madrid, ese descenso ha sido de más del 50% en los últimos 14 años. En la provincia de Jaén se ha podido constatar un descenso del 80% en los últimos 6 años.  Y este declive se está produciendo en general en toda España. Por ello algunas asociaciones están ya pidiendo el cambio de la categoría de amenaza para esta ave, pasando de “Vulnerable” a “En peligro de extinción”. Varias causas influyen en este descenso poblacional, pero una de las principales es la menor disponibilidad de alimento. Nuestro protagonista basa su dieta principalmente en grandes insectos y como ya han alertado los entomólogos, los insectos están reduciendo sus poblaciones a nivel mundial. El ritmo de este descenso estimado que es del 2,5% anual, una tasa que podría provocar extinciones generalizadas en un siglo.  Y una de las principales causas de la desaparición de los insectos  está en la agricultura intensiva y el uso masivo de pesticidas.

Parece mentira, pero esto ya lo predijo en 1962 la bióloga Rachel Carson en su libro “Primavera silenciosa”. Y los que llevamos saliendo desde hace mucho tiempo al campo lo venimos observando año a año. -Cada vez se ven menos “bichos”-. Es la frase que repetimos continuamente y lo malo es que los datos de los científicos lo están corroborando. Es imprescindible cambiar el sistema de producción alimentaria actual controlado por grandes multinacionales. Es de todo menos “sostenible”. ¿Pero… qué podemos hacer nosotros, simples ciudadanos, para luchar contra este “Goliat”?  Pues primero, difundiendo el mensaje para que el resto de la sociedad sea consciente de este grave problema. Segundo, prestando apoyo a las entidades conservacionistas, aquellas que pueden luchar y reclamar ante los políticos y los organismos internacionales. En tercer lugar tenemos que ser escrupulosos al elegir a nuestros políticos. No todos los programas electorales  son iguales en materia de medio ambiente. Y por último no olvidemos otro arma importante que tenemos en nuestra mano, nuestra condición de “consumidores”.  Tenemos que consumir cada vez más productos locales y, siempre que podamos, “ecológicos”. O arrimamos todos el hombro para revertir la situación o nuestras primaveras serán cada vez más “silenciosas”.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 1 =
Ver anterior
Últimas entradas
Categorías