El cóndor de los Andes, un ave de récord

17 de diciembre, 2019 - Bichos - Comentarios -

Es el ave no marina de mayor envergadura del planeta.  Los adultos llegan a medir hasta 330 cm. de envergadura y los machos pueden pesar hasta 15 kg. Es una de las aves más longevas, pudiendo alcanzar la edad de ochenta años en cautiverio. Un cóndor puede ingerir unos 5 kg de carne en un día y por el contrario es capaz de ayunar hasta 5 semanas. Es también una de las aves que vuela a mayores alturas. Utilizando las corrientes térmicas ascendentes pueden alcanzar hasta los 6500 metros de altitud

Es una especie amenazada que vive en los Andes y cordilleras cercanas. Su tendencia poblacional es descendente y muy preocupante. Casi todos los países de la zona andina han tenido que desarrollar programas de cría en cautividad para tratar de revertir la situación. Las principales causas de su declive son la pérdida de hábitat, el descenso de mamíferos silvestres que les sirven de alimento, la caza furtiva y el envenenamiento.

Su baja tasa de reproducción no ayuda a la recuperación de sus poblaciones. Alcanzan la madurez sexual entre los 6 y los 8 años de vida. Solamente crían cada dos años y ponen un solo huevo que incuban durante unos 60 días, el período de incubación más prolongado entre las aves rapaces.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cómo de abundante era en la antigüedad, se sabe que sus poblaciones eran bastante más numerosas. Su nombre proviene de la palabra quechua “kuntur” y su figura siempre ha aparecido ligada a la cultura andina. Aparece como símbolo en los escudos de Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador.

Uno de los mejores sitios para observar a los cóndores en Perú es el cañón del Colca, dónde está tomada esta fotografía. Cada mañana, cuando el sol comienza a calentar, las aves empiezan a remontar los cortados en los que han pasado la noche y van ganando cada vez más altura hasta que se pierden de vista en el cielo. Luego recorrerán la inmensidad del altiplano en busca de alguna carroña.

Todo un espectáculo que atrae cada mañana a cientos de turistas que emocionados siguen las evoluciones de estos colosos del aire. Esperemos poder seguir disfrutando de ellos muchos años.

 

Cóndor de los Andes 385_733_001

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente